8 de agosto de 2009

Cosas de la convivencia

La auto consolación
la recíproca estima
la gestión automática
y el engendro de la familia
conviven en silencio
sin necesidad de reproches.

El manillar áspero del colectivo
y el olor metálico que deja en tus manos.
El borrador de tu vida que
vas a quemar a los treinta.
La potencia que el alcohol
le da a tu olfato.
Los goles que definen la alegría semanal
en el minuto 50´.
Big my secret y Debbie de
The piano sings.
Eso que a los diecinueve
te empezó a faltar
o a fallar.
Acá está todo.
Junto al engendro familiar
conviven en secreto
sin demasiados reproches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario